Después de unas semanas bastante desaparecida, ¡vuelvo con un RECETÓN! Si hay algo a lo que no me puedo negar nunca, es a un bombón ferrero rocher, y es por este motivo que llevaba tiempo con ganas de preparar una versión más saludable que la original, y la verdad es que no ha quedado nada mal. ¡Aquí os traigo una receta de ferreros rocher fit sin azúcar! Y lo mejor de esta receta es que, al menos en esta ocasión, ha sido una receta de aprovechamiento. Sabéis el típico bizcocho que no sale como esperábamos o que se nos acaba quedando un poco seco? Pues esta es una receta perfecta para poder aprovecharlo y hacer de esas “sobras” una verdadera delicia! En esta ocasión os pondré cantidades aproximadas, porque la verdad es que lo hice un poco a ojo.


Autor/aMireia GarcíaDificultadIntermedia

ferreros rocher fit sin azúcar

Raciones15 raciones
Tiempo preparación45 minsTiempo total45 mins

📝 Ingredientes:

 150g aproximadamente de bizcocho “seco”, “sobrante”, etc. (para que los ferreros sean lo más saludables posible, el bizcocho debería ser también lo más saludable, ligero y “FIT” posible; próximamente colgaré alguna receta sencillita de bizcocho FIT sin azúcar)
 2 cucharadas soperas de RAW CACAO (mybodygenius) o cacao puro en polvo sin azúcar (en caso de que el bizcocho que uséis sea de cacao este ingrediente no será necesario, aunque un toque extra de cacao nunca esta de más...)
 2 cucharadas soperas de queso EATLEAN untable
 ½ tableta de chocolate negro sin azúcar (mybodygenius, valor, o la marca que os guste)
 ½ bolsa de almendra picada al natural
 Avellanas enteras tostadas sin sal

👩‍🍳 Preparación:

1

Desmenuzar el bizcocho hasta conseguir “migas”.

2

Mezclar el queso untable eatlean con el cacao en polvo y posteriormente añadirlo a las “migas de bizcocho”. Amasar bien con las manos hasta conseguir una masa densa y compacta, ligeramente húmeda, que podamos luego separar en “bolitas”. En este paso podríamos añadir un poco de edulcorante en caso de querer corregir o endulzar un poco el sabor de la masa.

3

Separar la masa en pequeñas porciones, similares al tamaño de un bombón ferrero rocher. A mi me fue muy bien hacer un “churro” con la masa y cortarlo en porciones más o menos iguales, para que quedaran más equitativos.

4

Aplastar un poco la masa, introducir dentro una avellana bien pelada y envolverla en la masa formando una bolita. Esto ya empieza a tener pinta de ferrero!!!

5

Deshacer el chocolate al baño maria o en el microondas, añadir las almendras picadas y bañar una a una cada bolita de masa. Dejarlas enfriar en una superficie plana o en una rejilla hasta que la cobertura del chocolate haya solidificado (si tenéis un poquito de prisa podéis meterlas en la nevera, pero en mi caso mientras acababa de bañar las últimas bolitas, en las primeras la cobertura ya empezaba a estar durita). Y listo! Para conservarlas las podéis guardar en la nevera, y aguantan perfectamente una semana, aunque ya veréis como no os duran tanto, están tremendos!!!!

 

 

🤷‍♀️ ¿Te ha gustado la receta? Si necesitas alguna aclaración, alguna modificación en los ingredientes o cantidades o que te aclare alguna duda, no dudes en preguntarme. Espero que te animes, prepares esta deliciosa receta, y me expliques que tal te ha salido. Y recuerda...

🦋 ¡Come sano, y disfruta de lo que comes! 🦋

 

🕑 ¿CUAL ES EL MEJOR MOMENTO PARA DISFRUTAR ESTA DELICIA?

Estos ferreros rocher FIT sin azúcar son una opción saludable para cuando tengáis un caprichito o un antojo, e incluso pueden formar parte de un desayuno o de un PRE entreno, ya que los frutos secos y el cacao, además de ser una fuente de ácidos grasos saludables, nos proporcionarán un extra de energía. También son una buena opción para ofrecer a los amigos, familia o invitados si vienen a tomar un café o un té/infusión.. os aseguro que no quedarán indiferentes!!!

 

🍫¿CONOCES LAS PROPIEDADES DEL CACAO?

El cacao puro es considerado un “superalimento”, ya que contiene más de 50 nutrientes y componentes bioactivos como por ejemplo los polifenoles, que le proporcionan propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que nos protegen y aportan beneficios para la salud, especialmente a nivel cardiovascular. Además, es una gran fuente de energía que nos proporciona grasas saludables, proteínas y carbohidratos (no azúcar, a no ser que sea añadido) y una gran cantidad de vitaminas y minerales. Algunas de sus principales propiedades son:

  • Elevado contenido en vitaminas del grupo B, C y E, en minerales como el calcio, magnesio, hierro y fósforo, y en compuestos como la teobromina y los flavonoides.
  • Efecto antioxidante, gracias a algunas de sus vitaminas y a los flavonoides.
  • Acción antiinflamatoria asociada a patologías como la obesidad o el síndrome metabólico. Por lo tanto, el cacao puro SÍ puede ser un buen aliado en una “dieta” de pérdida o control de peso.
  • Protector cardiovascular, gracias a su contenido en ácidos grasos insaturados como el oleido. Ayuda a disminuir el LDL (“colesterol malo”) y a augmentar el HDL (“colesterol bueno”), posee un efecto hipotensor y disminuye la agregación plaquetaria, minimizando la formación de trombos.
  • Favorece el sistema nervioso, gracias a su contenido en sustancias capaces de activar el sistema nervioso y de ralentizar el proceso de envejecimiento celular, mejorando así el rendimiento mental y favoreciendo el mantenimiento de la memoria.
  • Alimenta nuestra felicidad. No es exactamente así, pero a mi me gusta expresarlo de esta forma. El cacao contiene afenitilamina, componente que le atribuye propiedades antidepresivas a este super alimento, y que contribuye a mejorar el sistema de ánimo. Además, posee sustancias que actúan en el celebro induciendo sensación de bienestar y placer.

 

🃏 ALTERNATIVAS PARA PERSONALIZAR ESTA RECETA A TUS NECESIDADES:

  • Dieta vegetariana: no es necesario modificar ingredientes, ojo con los ingredientes del bizcocho.
  • Intolerancia a la lactosa: no es necesario modificar ingredientes, ojo con los ingredientes del bizcocho.
  • Intorleracia al gluten: no es necesario modificar ingredientes, ojo con la contaminación cruzada (utensilios y zona de preparación bien limpia).
  • Alergia al cacao: en caso de ser alérgico al cacao será difícil adaptar esta receta para ti, pero puedes encontrar en el blog otras recetas que se adapten a tus necesidades.

 

 

Ingredientes

 150g aproximadamente de bizcocho “seco”, “sobrante”, etc. (para que los ferreros sean lo más saludables posible, el bizcocho debería ser también lo más saludable, ligero y “FIT” posible; próximamente colgaré alguna receta sencillita de bizcocho FIT sin azúcar)
 2 cucharadas soperas de RAW CACAO (mybodygenius) o cacao puro en polvo sin azúcar (en caso de que el bizcocho que uséis sea de cacao este ingrediente no será necesario, aunque un toque extra de cacao nunca esta de más...)
 2 cucharadas soperas de queso EATLEAN untable
 ½ tableta de chocolate negro sin azúcar (mybodygenius, valor, o la marca que os guste)
 ½ bolsa de almendra picada al natural
 Avellanas enteras tostadas sin sal

Preparación

1

Desmenuzar el bizcocho hasta conseguir “migas”.

2

Mezclar el queso untable eatlean con el cacao en polvo y posteriormente añadirlo a las “migas de bizcocho”. Amasar bien con las manos hasta conseguir una masa densa y compacta, ligeramente húmeda, que podamos luego separar en “bolitas”. En este paso podríamos añadir un poco de edulcorante en caso de querer corregir o endulzar un poco el sabor de la masa.

3

Separar la masa en pequeñas porciones, similares al tamaño de un bombón ferrero rocher. A mi me fue muy bien hacer un “churro” con la masa y cortarlo en porciones más o menos iguales, para que quedaran más equitativos.

4

Aplastar un poco la masa, introducir dentro una avellana bien pelada y envolverla en la masa formando una bolita. Esto ya empieza a tener pinta de ferrero!!!

5

Deshacer el chocolate al baño maria o en el microondas, añadir las almendras picadas y bañar una a una cada bolita de masa. Dejarlas enfriar en una superficie plana o en una rejilla hasta que la cobertura del chocolate haya solidificado (si tenéis un poquito de prisa podéis meterlas en la nevera, pero en mi caso mientras acababa de bañar las últimas bolitas, en las primeras la cobertura ya empezaba a estar durita). Y listo! Para conservarlas las podéis guardar en la nevera, y aguantan perfectamente una semana, aunque ya veréis como no os duran tanto, están tremendos!!!!

🍫Ferreros rocher FIT (sin azúcar)🍫